Relato para no leer de Noche

| | 0 comentarios
Por Favor Leer Acompañados, Nunca Solos y Menos, Menos, pero Menos, de Noche:

Sucedió en la población de Calipam, en el estado de Puebla.... limites con el estado de Oaxaca...
Eran la 1:52 de la madrugada, en el año 2005, y después de un largo día de actividades, escolares, deportivas y para terminar el día una larga conversación con amigos y compañeros de la escuela... llego la hora de despedirnos y cada uno partió para su casa, por caminos diferentes... de repente en el trayecto; pasando el ingenio, había que cruzar un callejón de unos 85 metros de largo aproximadamente, el cual estaba totalmente obscuro; entonces al ir a la mitad del callejón, empecé a visualizar una silueta de una persona; al principio pensé que era eso, una persona común y corriente; sin embargo, mi duda si disipo al irse acercando la silueta, ya que al ver un poco mas detenidamente, observe que la silueta era de una mujer, y lo mas sorprendente, es que venia levitando, pues aunque traía vestido blanco largo (como los vestidos de novia), pude ver bien, que venia literalmente volando; en ese momento me quede paralizado y sin poder moverme, sentí claramente como la piel se me ponía "chinita, chinita", y la silueta que ya no era silueta cada vez estaba mas cerca, al cruzarnos frente a frente, claro, yo sin poder moverme, trate de voltear la mirada hacia su vista, y nuevamente mi sorpresa fue que no tenia cara, sino que había un vacio en lo que debería ser la cabeza del ente.
para ese momento estaba temblando de miedo, y posteriormente, transcurridos unos 15 segundos, en los que ya pude moverme; tuve la curiosidad de voltear hacia atrás, para ver si podía descubrir algo mas; para mi sorpresa, descubrí que ya no había nada... absolutamente nada... únicamente pude escuchar el aullido de los perros a lo lejos como lamentado la perdida de un amigo....
Al llegar a mi destino, la casa que rentaba, me dispuse a dormir... y ya al otro día... conté a ciertas personas, lo ocurrido, y me dijeron..... "Era la llorona, y mas vale que no andes por las calles, tan noche, que eso fue lo menos que pudo pasarte... hay cosas mas espantosas en la noche..."
este relato fue contado por FL, quien lo vivió en carne propia...
hasta la próxima.
Atte.

Fermin López V.